:: GRUPO AGE ::

Problemas comunes PDF Imprimir E-mail

Problemas Comunes

Los problemas más importantes que se detectan en las conducciones pueden deberse a:
• Errores de Diseño, de construcción de las conducciones y baja calidad de los elementos de la red.

Las causas externas más habituales son:
• Rotura de las conducciones y elementos accesorios por sobrecargas excesivas, tanto estáticas como dinámicas (tráfico pesado, excesos en la compactación, etc.)
• Rotura de las tuberías por asentamientos propios o inducidos por otras construcciones próximas.
• Acción sobre los conductos de otros servicios realizados en el subsuelo, como tuberías de abastecimiento, gas, electricidad, etc. y perforaciones o roturas por excavación debidas a una obra (sondeos, obras de edificación).
• Ataques externos a las tuberías por agresividad del terreno, corrientes vagabundas, penetración de raíces, etc.
• Ataque por el interior de los conductos debidos a vertidos ácidos, productos corrosivos o agresividad bacteriana sobre el hormigón de la conducción (formación del sulfuro de hidrógeno en zonas no ventiladas o zonas de decantación de materia orgánica).
• Daños por acometidas defectuosas.
• Vertidos de residuos sólidos que obturan la conducción.

Las causas intrínsecas son principalmente:

• Errores de diseño y cálculo.
• Defectos de ejecución.
• Deficiencias de calidad de los elementos de la red.

Entre los errores de cálculo y diseño los más habituales son:

• Erróneo dimensionamiento mecánico con infravaloración de las cargas y sobrecargas que actúan sobre las conducciones.
• Insuficiencia de la capacidad portante de las alcantarillas que implican la entrada en carga de la red y que pueden provocar fallos en las juntas o incluso rotura de los conductos por presión interior.
• Cizallamiento de las uniones tubo-pozo por asentamientos diferenciales al no haberse previsto en el proyecto uniones elásticas entre estos elementos.

• Erosiones de los elementos de la red por tramos con excesiva velocidad debido a pendientes elevadas o, por el contrario, a un proyecto de pendientes muy bajas que pueden ocasionar obturaciones y fermentación de los detritus orgánicos.
• Perturbaciones hidráulicas e hidrodinámicas originadas por: cambios de sección con disposición errónea, encuentros de alcantarillas con ángulos próximos a los 90º o cambios de dirección bruscos.

Los defectos de ejecución más habituales son:

• Instalación de tubos de diferente capacidad mecánica a la prevista o de tubos insuficientemente curados.
• Apoyo contraindicado o mal ejecutado.
• Sobrecarga de los conductos por exceso de anchura de zanja, altura del relleno y daños ocasionados por la maquinaria de compactación o de tráfico de maquinaria pesada durante la ejecución de la obra.
• Punzonamiento o entrada en flexión de los conductos por la colocación directa sobre roca, o por ausencia de nichos, o por el material de relleno vertido directa y bruscamente sobre la conducción.
• Pérdida de la pendiente por defectos de alineación o de asiento.
• Empleo de juntas de baja calidad o ejecución defectuosa de las uniones que pueden provocar pérdidas de la conducción o introducción de aguas provenientes del exterior.

Entre las deficiencias de calidad de los elementos de la red, suelen ser las más habituales:
• Baja calidad de los tubos, pozos y otros elementos, principalmente las juntas de unión.
• Corrosión de los elementos metálicos de la red (equipos de bombeo, válvulas de compuerta, pates) por falta de protección antioxidante, que puedan ocasionar graves accidentes a los operarios y mantenimiento.

Como consecuencia de estos defectos se pueden apreciar los siguientes síntomas de un mal funcionamiento del sistema de evacuación:
• Rotura de tuberías.
• Problemas de capacidad hidráulica.
• Pérdidas de agua.
• Hundimientos.
• Contaminación del terreno o capa freática con vertidos industriales.
• Infiltraciones a la tubería desde el terreno.

 

Información


Certificados


You are here  : Inicio Problemas comunes